Gabapentina: Qué es, para qué sirve y cómo administrar este medicamento

La gabapentina es parte de un tipo de medicamentos prescritos para el tratamiento de la epilepsia, por lo tanto, pertenece a la familia de antiepilépticos. Como tal, no es una cura para esta afección, pero sí controla los ataques cuando el paciente la toma regularmente.

A continuación, responderemos a algunas de las dudas e inquietudes que suelen tener los pacientes sobre este medicamento, desde qué es la gabapentina, para qué sirve, indicaciones de uso, así como otros datos que debes tener en cuenta si ha sido recetada por tu médico.
Veamos.

¿Qué es la gabapentina?

Al ser parte de la familia de medicamentos recetados para el tratamiento de la epilepsia, la gabapentina es una molécula o principio activo utilizada principalmente para la prevención de las crisis epilépticas, alterando la transmisión de las señales nerviosas en el cerebro.
Según los expertos, esta sustancia desempeña un papel analgésico o tranquilizante suave capaz de actuar sobre algunas áreas del cerebro relacionadas con la epilepsia. La gabapentina actúa como un medicamento con propiedades analgésicas, enfocado en el tratamiento del dolor crónico, aunque su mecanismo de acción y potencia difieren significativamente de analgésicos más potentes como el fentanilo.
Al ser un analgésico, también suele ser complementario junto a otros medicamentos para el tratamiento de otras afecciones, como la morfina para combatir los dolores en casos de cáncer del sistema nervioso, para pacientes con dolor neuropático después del herpes zóster, entre otros.
Además, en algunos casos y bajo supervisión médica, la gabapentina puede ser utilizada para apoyar la abstinencia del alcohol y para tratar ciertos tipos de dolor de cabeza o migrañas, aunque estos no son sus usos principales y deben ser evaluados por un profesional de la salud.

¿Para qué sirve este componente?

Como hemos mencionado anteriormente, la gabapentina no cura la epilepsia, pero ayuda a controlar las convulsiones. La frecuencia de la dosis puede variar, pero generalmente se toma varias veces al día según la indicación del médico. La duración del tratamiento depende de la condición que se esté tratando y de las instrucciones específicas del profesional de la salud.
La gabapentina viene en varias presentaciones y dosis, por lo que el componente activo se puede conseguir en diferentes marcas o medicamentos emitidos por distintos laboratorios. Generalmente, podemos conseguirlo en dosis que van desde los 100mg hasta 800 y más.
Por otro lado, la gabapentina está presente en el Neurontin. De hecho, es usual llamarlo por este nombre en las farmacias, establecimientos y entornos médicos. Inicialmente, los médicos prescriben dosis iniciales de 300 a 900 mg diarios.
Según las condiciones del paciente, esta dosis puede ir aumentando progresivamente hasta una dosis máxima de 3.600 mg al día, dividiéndola en 3 tomas de igual dosis. Sin embargo, antes de suspender su uso, es importante hacerlo de forma gradual, por al menos una semana, sin importar la dosis indicada por tu médico.
Por otro lado, es importante tomar en cuenta que la dosis es únicamente determinada por tu médico o profesional de la salud, en función de tu condición o historial médico. Igualmente, depende de tu nivel de tolerancia o eficacia. Recordemos que se trata de un tratamiento a largo plazo.
Gabapentina 100mg
Las cápsulas de gabapentina 100mg tienen una presentación de gelatina dura en cualquiera de sus dosis. Su color es blanco y contiene la inscripción de su concentración. En este caso, veremos que indica «gabapentina 100mg».
Cada comprimido incluye ingredientes que no son medicinales, tales como gelatina, dióxido de titanio, talco, lactosa, almidón de maíz, túnica, entre otros. Por otro lado, esta dosis suele ser administrada en niños menores a partir de los 6 años.
Incluso, es posible encontrar dosis más bajas (entre 25 y 35mg al día). Sin embargo, algunos estudios han comprobado un mejor nivel de efectividad en dosis de hasta 50 mg diarios, siendo igualmente bien toleradas por los pequeños.
De hecho, otra de las presentaciones más habituales de la gabapentina es como liquido transparente amarillento con sabor a fresas, con una concentración de 50mg/ml.
Modo de uso: la dosis diaria administrada de forma oral debe dividirse en 3 tomas a lo lago del día, o según indique el médico a cargo. Por general, cada toma de dosis debe tener un intervalo no mayor a las 12 horas. Puede tomarse con cualquier alimento, jugo o bebidas saborizadas (sin alcohol) sin problema.
Gabapentina 300 mg
En adultos, las cápsulas de gabapentina de 300 mg suelen tomarse 3 veces al día, de manera que el paciente tenga un tratamiento inicial de hasta 900 mg por día, según la respuesta o la tolerancia al medicamento.
En algunas ocasiones, esta dosis puede aumentar hasta 3600 mg por día. Sin embargo, según las patologías del paciente, este ajuste puede ir introduciéndose poco a poco. Por ejemplo, para llegar a los 2400 mg por día, es necesario graduar la dosis por al menos dos semanas, mientras que 3 semanas serán requeridas para alcanzar una dosis de 3600mg.
Modo de uso: las dosis diarias deben administrarse en 3 dosis separadas con cualquier bebida saborizada (sin alcohol), aunque el agua es de preferencia en cantidad suficiente, e independientemente del horario de la comida.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la gabapentina?

Tu médico procederá a evaluar cualquier síntoma adverso al momento de la prescripción de la dosis inicial, así como cualquier reacción que indique la necesidad de suspensión. Por lo general, la gabapentina algunas veces puede causar reacciones adversas cutáneas graves, o erupción con eosinofilia, entre otros.
Estos casos casi siempre son causados por hipersensibilidad a alergia a algunos de los componentes en algunos pacientes, por lo que es importante notificar al médico cualquier reacción o efecto secundario inusual tras la toma de la gabapentina.

Entre algunos de los efectos secundarios, tenemos:

  • Acné o erupciones leves en la piel.
  • Algunos pacientes pueden tener síntomas de malestar general como fiebre, dolor de cabeza, fatiga, gripe, entre otros.
  • Aumento de peso y del apetito.
  • Vértigo, agitación, disminución de la función mental, confusión, entre otros.
  • Somnolencia o mareos. A veces insomnio.
  • Estreñimiento, vómitos, flatulencia, náuseas.

Es crucial recordar que cualquier cambio en el tratamiento, incluyendo la modificación, suspensión o ajuste de la dosis de cualquier medicamento, debe ser siempre discutido y aprobado por un profesional de la salud. La supervisión médica es esencial para asegurar la seguridad y eficacia del tratamiento.

Contraindicaciones y precauciones de la gabapentina
Se recomienda no tomar la gabapentina o seguir las precauciones indicadas por el médico (este podría ajustar la dosis según el historial del paciente) cuando el paciente posee alguna de las siguientes condiciones:

  • Insuficiencia renal.
  • Edad avanzada.
  • Mujeres en periodo de lactancia.
  • Historia de abuso de sustancias tóxicas.
  • Enfermedad del sistema nervioso.
  • Embarazo.
  • Combinación con un depresor del sistema nervioso central.
  • Paciente con un peso muy bajo al normal.
  • Paciente menor de edad.
  • Persona con un trasplante de órgano.
  • Recién nacido expuesto en el útero a una sustancia tóxica.
  • Entre otros.

¿Cuándo no tomar o suspender el uso de la gabapentina?

Se deberá suspender el uso de la gabapentina definitivamente en casos de:

  • Si aparece el síndrome de DRESS.
  • Shock anafiláctico.
  • Pancreatitis.
  • Reacción cutánea grave.
  • Síntomas de conducta suicida.
  • Síntomas como hinchazón de labios, garganta, palpitaciones, o dificultad para respirar.

¿Qué evitar durante el tratamiento?

Evitar tomar bebidas alcohólicas y medicamentos que posean sustancias tóxicas, ya que este aumenta el efecto sedante del principio activo, alterando la percepción. Es importante seguir esta indicación especialmente cuando se conduce vehículos o utiliza máquinas peligrosas que pongan su vida en riesgo.
Gabapentina en animales ¿cómo se usa?
La gabapentina también tiene otros usos, especialmente en animales que deben ser transportados, o también para disminuir el dolor y prevenir convulsiones, tal como en pacientes humanos.
En gatos, por ejemplo, gracias a su efecto tranquilizante, una dosis de 100mg, administrada de forma oral de dos a tres horas antes, puede ayudarlos a manejar el estrés, disminuyendo con ello su nivel de agresividad. De igual modo, es importante revisar sus reacciones a fin de verificar su eficacia o prevenir cualquier efecto secundario.
¿Cuál es su interacción con otros medicamentos? ¿Cuáles evitar?
La gabapentina puede tener interacciones no deseadas con otros medicamentos la reducir su eficacia, tales como en antiácidos (como el Maalox), antidepresivos, antihistamínicos, y otros fármacos antiepilépticos, tales como clobazam o etoseximida.
En caso de tomar alguno de estos fármacos, consulta con tu médico en caso de poder reemplazar uno de ellos, cambiar su administración, o dejar de tomar cualquier de ellos.
Por otro lado, es importante destacar su interacción con los opioides como el fentanilo, ya que su interacción podrá causar efectos graves, como una sobredosis de opioides, una sedación intensa, entre otros.

Comparación con otros medicamentos

Algunas personas suelen preguntarse si la gabapentina y la Lyrica son lo mismo. En realidad, ambos tienen el mismo propósito: tratamiento contra la epilepsia y para trata el dolor nervioso. Sin embargo, existen algunas diferencias entre ellos:
El Neurontin es una marca de gabapentina, mientras que la lyrica es una marca de Pregabalina.
La Lyrica también es utilizada en el tratamiento del dolor neuropático, y otras afecciones de los nervios.
Igualmente, la Lyrica presenta efectos secundarios más diversos, como hinchazón, agrandamiento de los senos, estreñimiento o sequedad de la boca.
La Lyrica y la gabapentina no son intercambiables. La primera se absorbe más rápido y actuando con mayor rapidez.
Por último, la lyrica tiene más posibilidades de generar adicción que la gabapentina.

Preguntas frecuentes

¿La gabapentina es antiinflamatorio?

Se trata de un medicamento anticonvulsivo y para calmar el dolor por sus efectos analgésicos, por lo que no es recomendado para combatir síntomas de inflamación.

¿La Gabapentina sirve para dormir?

Sí, ya que sus efectos tranquilizantes sirven para aliviar la ansiedad y cualquier síntoma que provoque el insomnio.

¿Cuál es el nombre comercial de la gabapentina?

Podemos encontrarla habitualmente con el nombre de Neurontin, pero también Gralise o Horizant.

Conclusión

Como podemos ver, la gabapentina, también conocida como Neurontin, es un medicamento con efecto analgésico, capaz de actuar en áreas del cerebro que están asociadas a los ataques epilépticos, para prevenir convulsiones, y aliviar dolores crónicos del sistema nervioso.
Puede presentar algunos efectos secundarios leves, pero también efectos adversos graves, por lo que es importante notificar a tu médico lo antes posible. No debemos confundir la gabapentina con la Lyrica, pues, aunque tienen la misma función, sus efectos son diferentes.
Los beneficios de la gabapentina también son efectivos en animales, como perros y gatos, para reducir su agresividad en situaciones de estrés. Por otro lado, podemos conseguir la gabapentina en varias dosis, principalmente en 100mg y 300 mg en cualquier farmacia.
La dosis diaria adecuada dependerá del perfil de cada paciente. Es posible que sean necesarios algunos ajustes en pacientes especiales, como ancianos, o personas con diversas patologías. Recordemos que, para aliviar dolor, este tomará al menos 3 a 5 días para su total efectividad.